ejercicio para la escucha

patrón, performance, proyección simultánea

En Ejercicio para la escucha, el cuadrado es el punto de partida que actúa como camisa de fuerza y espacio límite para la acción. Del mismo modo que en el arte del origami, que también establece el cuadrado o el rectángulo de papel como figuras limitantes y exclusivas a partir de las cuales debe realizarse la pieza, el trabajo de los performers desarrolla y desenvuelve un patrón de movimiento que se abre, repite, avanza y retrocede, se dobla y desdobla sobre sí mismo para explorar y generar un estado de encuentros que incluso forzado a mantenerse en esa frontera de geometría espacial, da cuenta de las ilimitadas posibilidades combinatorias que surgen de iterar una secuencia de movimiento.

La obra se estructura en dos planos, el físico y corporal en el que intervienen los performers y el que capta subjetivamente el ojo que se encuentra detrás de la cámara. De este modo, el ejercicio se presenta en conjunto y en detalle, en los relatos simultáneos que construyen los cuerpos físicos y los cuerpos digitales, en la convivencia del lenguaje escénico y el cinematográfico. Estos dos mundos que corren en apariencia lejanos y en dimensiones paralelas, se encuentran en la intersección convergente de un abrazo que introduce en la evolución geométrica del ejercicio la calidez y emoción del gesto humano.

Al igual que la iteración de un patrón de movimientos abre una perspectiva ilimitada de secuencias, las decisiones de cada espectador sobre el punto tridimensional o bidimensional sobre el que enfoca su mirada van construyendo obras diferentes, creando así tantas realidades posibles como observadores participan en la presentación del ejercicio.

// por Silvia Veloso

Dirección:

Amelia Ibáñez

Asistencia de dirección:

Carlos Palacios


Performers:

Jesús Briceño

Cynthia Gaete

Alexandra Miller 

Carlos Palacios

Simón Pascal

Proyecciones:

Marcos Sánchez

Música:

Juan Pablo Ábalos


Iluminación:

Ricardo Cabul

Diseño gráfico y sonido:

José Francisco Calbacho 

Vestuario:

Bárbara Müller

Producción:

Denisse Kehlmann

Registro:

Jacinta Izquierdo

 

Agradecimientos a Sala de Máquinas